El cabracho gallego, mucho más que un pastel

Pensar en cabracho y visualizar el pastel que lleva su nombre es todo uno. El famoso plato de los años 70 que Juan Mari Arzak introdujo en los hogares españoles poco se parece físicamente a este magnífico pescado blanco, con un aspecto grotesco del que podríamos decir aquello de “guapo, guapo, no es, pero tiene unas espinas”

El cabracho es un pescado que no necesita presentación, su característico color rojo-anaranjado y su forma rechoncha donde destaca su gran cabeza y sus espinas que emplea para defenderse y que provoca esos dolorosos pinchazos. Esa característica forma exterior cambia radicalmente en su interior, con una carne blanca, prieta y con un delicioso sabor a marisco que nos confirmará aquello de “el hábito no hace al monje”.

El cabracho gallego es un pescado blanco que pertenece a la familia de los escorpénidos, su nombre científico es Scorpaena scrofa, pero podemos encontrarlo a lo largo de nuestra geografía con nombres distintos, así los andaluces lo conocen como gallineta o rascacio, gallina en Murcia, escórpora en Cataluña, cap roig o roja en Baleares, krabarroka en Euskadi y tiñosu en Cantabria y Asturias.

Este pez tan característico posee unas características fácilmente identificables, su aspecto puede resultar feo, pero no debemos dejarnos engañar, este delicioso pescado esconde una carne de gran calidad tanto nutricional como organoléptica, blanca, prieta y de un delicioso sabor a marisco.

Otra de las características del cabracho son sus peligrosas espinas, situadas en su aleta dorsal y en la parte interior del lomo. Seguramente te preguntarás qué pasa si te pica un cabracho, pues deberás tener especial cuidado a la hora de manejarlo ya que sus espinas son un arma defensiva y el veneno de las mismas puede provocar dolorosos pinchazos, así como hinchazón de la zona.

Características del cabracho gallego

El cabracho gallego es un pez que se caracteriza por presentar un cuerpo robusto y alargado que está cubierto de repliegues y espinas. Su color característico es el rojo brillante con unas manchas pardas a lo largo de todo el cuerpo que se extienden hasta las aletas, pudiendo a parecer una mancha negra debajo de su aleta dorsal. Su coloración variará en función del fondo donde viva desde el rojo pardo, el rojo intenso, anaranjado o rosado, pudiendo modificarlo a su antojo gracias a la técnica del camuflaje que emplea para atrapar a sus presas, haciendo también uso de algas que incorpora a su cuerpo y que irá renovando cada cierto tiempo. Su cabeza es grande y afilada, con una gran boca que llega hasta la altura de sus ojos ligeramente saltones.

Lo más característico del cabracho, además de su aspecto y color, son sus espinas, tanto exteriores como interiores. Su aleta dorsal está formada por una serie de radios duros y blandos que ejercen una función defensiva al inyectar un veneno cuando son atacados, al igual que las que se localizan en la parte inferior de su lomo.

El cabracho tiene una talla mínima de captura de 18 cm, siendo habitual encontrar en el mercado ejemplares de entre 35 y 50 cm, cuyo peso oscila entre el 1’5 y los 2 kg.

¿Dónde se pesca el cabracho?

El cabracho se distribuye en aguas del Atlántico nororiental, desde las Islas Británicas hasta la costa de Senegal, siendo muy abundante en los archipiélagos de Canarias, Madeira y las Azores, así como en el mar Mediterráneo, a profundidades de entre 20 y 200 metros. Los ejemplares jóvenes suelen situarse a menores profundidades, cerca de la costa, siendo las zonas más profundas las preferidas por los ejemplares adultos.

 El cabracho es un animal solitario que permanece escondido entre las piedras y la vegetación del fondo marino, sintiendo predilección por los fondos rocosos, donde se alimenta de crustáceos, moluscos y pequeños peces que captura gracias a su perfeccionada técnica del camuflaje.

Este tipo de alimentación es la que aporta ese sabor característico a su carne. La carne del cabracho gallego se diferencia de la carne de cabrachos de otros orígenes en su sabor, de todos es sabido que las características únicas de nuestras aguas hacen que sean las más fértiles y con mayor riqueza ecológica, aportando un sabor característico a los productos de ellas extraídos.

¿Cómo se pesca el cabracho gallego?

El cabracho gallego de la pescadería online Coyomar procede de la pesca artesanal, que emplea la técnica de anzuelo. Esta técnica es muy efectiva al ser el cabracho un pez muy voraz que permanece inmóvil en los fondos a la espera de sus presas.

En el mercado pueden aparecer ejemplares obtenidos mediante el arte de arrastre o el enmalle, pero la calidad de la carne de un cabracho obtenido de forma artesanal se nota en la textura de su carne, mucho más prieta.

¿Cuál es la temporada del cabracho gallego?

El cabracho es un pescado que puedes encontrar a lo largo de todo el año. Su mejor temporada abarca desde los meses de abril a octubre, presentando los ejemplares obtenidos en primavera y verano un mayor porcentaje de grasa en su carne, lo que la hace más jugosa.

Características nutricionales y propiedades del cabracho gallego

El cabracho gallego es un pescado blanco, considerados unos de los mejores pescados para llevar a cabo dietas hipocalóricas, ya que su carne contiene menos de 2% de grasa y un alto porcentaje de proteínas de alto valor biológico (19%) que aportarán a nuestro organismo los aminoácidos esenciales que no puede sintetizar por sí mismo, además de diferentes vitaminas y minerales que lo convierten en un excelente candidato para formar parte de las 3-4 raciones de pescados y mariscos recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

El cabracho gallego es un pescado rico en vitaminas del grupo B, como la vitamina B12 (cobalamina), importante para el metabolismo de las proteínas y la formación de los glóbulos rojos, así como cantidades considerables de niacina (B3) que ayuda a convertir los alimentos en energía y mantener sano el sistema nervioso. En menor medida, pero no menos importante, nos encontramos con la riboflavina (B2) y la tiamina (B1), necesarias para el crecimiento, desarrollo y funcionamiento de las células del organismo. Podemos encontrar cantidades discretas de vitamina A o retinol, un antioxidante natural que ayuda a la formación y mantenimiento de dientes, tejidos blandos y óseos, membranas mucosas y piel.

Los minerales que están presentes en el cabracho son claves para nuestro organismo porque son necesarios para numerosos procesos metabólicos y fisiológicos. El selenio y el fósforo destacan entre los presentes en el cabracho gallego, siendo el primero uno de los antioxidantes de nuestra dieta y el segundo forma parte de las células, del ADN y ARN. El potasio y el magnesio se encuentran en cantidades más discretas, pero o menos importantes, el potasio favorece el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso, así como en el equilibrio osmótico celular; el magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, formando parte además de dientes y huesos y mejorando el sistema inmunitario.

Características organolépticas del cabracho gallego

La carne del cabracho gallego es blanca y prieta, con un sabor a marisco muy pronunciado gracias a la dieta obtenida en las aguas gallegas, donde los mariscos tienen un sabor característico. Esta carne fina y jugosa la hace apta para cualquier tipo de dieta pues se adapta a elaboraciones tan dispares como la brasa o un guiso marinero.

Pescados similares al cabracho

El cabracho es un pescado muy característico que pertenece a la familia de los escorpénidos con los que comparte ciertas similitudes como pueden ser el color rojizo de su piel y su carne blanca. Entre las especies que podemos encontrar en los mercados de nuestro país se encuentran la gallineta (Helicolenus dactylopterus) y el rascacio (Scorpaena porcus). La gallineta, conocida en Galicia como cabra, presenta un cuerpo más corto que el cabracho y su coloración es más anaranjada, mientras que el rascacio tiene una coloración amarronada y los ojos más grandes y redondos que el cabracho. Ambas especies son de una calidad y sabor muy codiciado por los consumidores, aunque el cabracho es el más demandado de las tres.

El precio del cabracho gallego

En el mercado podemos encontrar cabracho gallego con precios entre los 12 y los 40 €/kg. La diferencia radica en el origen de los ejemplares, siendo los más económicos los procedentes de pesca de arrastre y procedentes de caladeros distintos a las aguas gallegas.

Los cabrachos comercializados por la pescadería online Coyomar proceden de la pesca artesanal y son extraídos de aguas gallegas, lo que les otorga un sabor y una calidad excepcionales que se ven reflejadas en el producto.

En el mercado puedes encontrarte cabrachos a un precio más económico, pero debes fijarte en el origen y en el sistema de extracción. La calidad de un cabracho gallego se ve reflejada en su textura y su sabor, las cuales podrás comprobar una vez saborees este delicioso pescado, además estarás contribuyendo a perpetuar el trabajo de los pescadores artesanales gallegos, que con su trabajo y cuidado del medio marino contribuyen a que los pescados y mariscos gallegos sean conocidos en el mundo entero.

Comprar cabracho gallego en tu pescadería online de confianza

En la pescadería online Coyomar puedes comprar cabracho gallego con todas las garantías de origen y calidad, trabajamos con productos procedentes de la pesca artesanal de las aguas gallegas, obtenidos por marineros locales que transmiten el amor por el mar y su oficio de generación en generación, manteniendo viva la tradición marinera y cultural gallega.

Al comprar cabracho gallego en Coyomar puedes elegir cómo lo prefieres, cabracho gallego directo del mar o eviscerado, a la espalda, en lomos… lo prepararemos a tu gusto y te lo enviaremos en las mejores condiciones para que puedas disfrutar de su maravilloso sabor.

En la pescadería online COYOMAR el origen de nuestros productos está garantizado a través de la trazabilidad, podrás conocer todo el recorrido que han realizado desde el mar hasta tu casa. En la pescadería online COYOMAR creemos en un mundo sostenible, donde los productos tradicionales gallegos ocupen un lugar privilegiado en vuestras mesas, es por ello que trabajamos para que la calidad y la frescura de nuestros pescados y mariscos sea sobresaliente, escogiendo el producto al gusto del cliente 24 h antes de su envío para que pueda degustarlo de la forma deseada y en la fecha seleccionada con toda la frescura que caracteriza a los mejores productos gallegos.

Deja un comentario

Abrir chat