Jurelitos o chinchos en escabeche

El jurel en escabeche es una receta tradicional y muy saludable compuesta por un delicioso pescado azul, como es el jurel, pero cuya técnica se puede emplear para alargar la vida de multitud de alimentos gracias a la acción conservante del vinagre, el ajo y el pimentón.

El escabeche es una salsa que se utiliza para conservar alimentos aportándoles sabor. El tipo de escabeche y su periodo de conservación variará en función de si la preparación se realiza en frío o en caliente (alimento cocido en el escabeche) y de los componentes del mismo (ingredientes del escabeche tradicional solo o añadiéndole distintas verduras), lo que repercutirá en el sabor del alimento, pero sobretodo en su conservación. Existen tres tipos de escabeche:

  • Escabeches de larga duración: El escabeche y el ingrediente se elaboran por separado y se mezclan en frío. Su consumo se realizará dentro en los 15 días posteriores a su preparación.
  • Escabeche de media duración: El escabeche y el alimento a conservar se mezclan cuando ambos están templados. Su consumo debe realizarse en los 8 días posteriores a su elaboración.
  • Escabeche de corta duración: El escabeche y el alimento se cocinan juntos. Su consumo no debe exceder los 2 días.

El jurel es un delicioso pescado que está considerado un “superalimento” gracias a su gran composición nutricional, que aporta múltiples beneficios para nuestro organismo y, según la OMS (Organización Mundial para la Salud), no deberían faltar nunca en una dieta variable y saludable donde se recomienda el consumo de 3-4 raciones de pescado a la semana.

En la pescadería online Coyomar podrás comprar jurel gallego e indicarnos cómo quieres que te lo preparemos: directo del mar, eviscerado, descabezado…Los jureles de menor tamaño, chinchos, son los más recomendados para esta deliciosa receta, la cual podrás tener a mano en tu nevera durante varios días e incluso realizar conservas para degustarla cuando desees.

coyomar 4 pers 30 min

Ingredientes

  • 1 kg de jurel pequeño o chincho (descabezado y eviscerado)
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 200 mL de aceite de oliva virgen extra (aproximadamente 1 vaso)
  • 100 mL de vinagre
  • 100 mL de vino blanco
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • Harina para rebozar
  • Sal
  • Pimienta negra en grano
  • Laurel (1 o 2 hojas)

Preparación

  1. Añade sal a los jurelitos y rebózalos en harina. Vierte el aceite de oliva en una sartén y, cuando esté caliente, fríe los jurelitos un par de minutos por cada lado. Resérvalos en una fuente.
  2. Filtra el aceite para eliminar restos de harina y, en una sartén limpia, añade el ajo cortado en láminas. Cuando éste comience a dorarse añade la cebolla cortada en juliana, salpimenta y deja rehogar hasta que la cebolla comience a ponerse transparente. Añade el vino blanco y las hojas de laurel, sube el fuego durante un par de minutos para evaporar el alcohol del vino blanco, bajándolo para terminar de cocinar la cebolla.
  3. Cuando la cebolla esté pochada apaga el fuego e incorpora el pimentón y el vinagre, removiendo para que se integre en el conjunto.
  4. Vierte el escabeche encima de los jurelitos procurando que queden cubiertos con la mezcla, deja macerar durante un mínimo de 1 hora. Podrás guardarlos en la nevera tapados con film hasta 8 días, cuanto más tiempo permanezca en el escabeche más concentrado será su sabor.

Si preparas esta receta, nos gustaría que nos etiquetases en redes sociales para poder verlo.

Deja un comentario

Abrir chat