La nécora gallega ha vuelto a Coyomar

La espera ha terminado, seis meses no es nada y menos cuando esa espera ha merecido la pena. La nécora gallega ha finalizado la veda de este año el 1 de julio, después de casi seis meses de paro extractivo decretado por la Consellería do Mar en cumplimiento del Plan de Explotación Marisquera establecido para el período 2021-2023, tras el cual podremos volver a degustar la nécora de la ría entre los meses de verano y otoño.

La campaña extractiva comenzó en la medianoche del día 1 de julio y continuará hasta el 5 de enero del 2023, según se establece en el Plan de Explotación. Los precios se mantuvieron similares a los de años anteriores, aunque en el primer día de mercado la asistencia no fue la esperada y cogió con el pie cambiado a comerciantes y compradores debido al buen tiempo y la coincidencia del fin de semana.

La nécora supone una de las especies de mayor valor comercial de la flota artesanal gallega, con unas descargas fluctuantes que van desde los máximos de la campaña 2020-2021, con 132.6 toneladas hasta los mínimos de la campaña 2013-2014, con 91.7. La campaña 2021-2022 acaba de arrancar después de un periodo de veda necesario, con la esperanza de repetir o mejorar las capturas de la campaña anterior.

Las vedas son periodos que permiten el desarrollo y la reproducción de las especies, permitiendo que su ciclo biológico se desarrolle con normalidad. La continuidad de las especies está en manos de todos, debemos recordar que el delito lo comete tanto el que captura las especies como el que las compra, suponiendo un peligro no solo para la salud del medio marino, sino también para el sector que sustenta su modo de vida en él. Adquiere nécora entre el 1 de julio y el día de Reyes, comprueba el origen en la etiqueta. ¡Compra nécora gallega!

La nécora, Necora púber en su nombre científico, es un crustáceo decápodo que pertenece a la familia Portunidae y cuyo cuerpo está compuesto por un caparazón duro, el cual debe cambiar periódicamente para poder crecer. Este caparazón es más ancho que largo, aplastado dorso ventralmente, de color pardo oscuro, granuloso y cubierto de vellosidades que le dan un aspecto aterciopelado de color rojizo. La parte delantera del caparazón tiene una forma aserrada de la que sobresalen unos diez pequeños dientes que se encuentran situados entre los ojos, separados entre sí y con un característico color rojo que le confieren un aspecto agresivo.

Como todo decápodo, la nécora posee cinco pares de patas, con una tonalidad marrón rojizo con grandes zonas azules de aspecto aterciopelado. El primer par de patas son de mayor tamaño y tiene forma de pinza, son trituradoras y ligeramente desiguales, provistas de unas crestas granulosas, los tres siguientes pares de patas tienen una terminación en forma de uña, presentando el último par una forma aplastada con apariencia de remos que las adapta para la natación, por lo que es habitual encontrarse a las nécoras no solo caminando por los fondos marinos sino también nadando en ellos.

La nécora tiene un tamaño mínimo de captura de 55 mm, su tamaño irá aumentando hasta alcanzar los 12 cm gracias a las mudas que debe realizar para adaptar su caparazón al tamaño del cefalotórax. Se estima que puede llegar a realizar hasta once mudas solo durante el primer año, momento en el que las nécoras son muy vulnerables a los ataques de otros animales, incluso de su misma especie, ya que su cuerpo adquiere una consistencia blanda durante unas horas mientras no se endurece su caparazón.

Las nécoras son animales dioicos, es decir, existen machos y hembras cuyas diferencias no solo se manifiestan a nivel fisiológico sino también morfológico, lo que se conoce como dimorfismo sexual, el cual es característico para cada especie. En el caso concreto de las nécoras, las diferencias son:

  • El primer par de patas, las pinzas, están más desarrolladas en los machos que en las hembras
  • La talla, normalmente, es mayor en los machos
  • Las hembras tienen el abdomen más ancho y redondeado que los machos, que es triangular
  • Los primeros pleópodos de los machos están modificados como apéndices copuladores, mientras que en las hembras están tapizados de largas sedas.

A nivel interno podemos encontrar diferencias en el periodo reproductivo, cuando las hembras presentan en su interior los “corales anaranjados”, que darán lugar a los huevos que colocan bajo su abdomen antes de la eclosión.

¿Dónde habitan las nécoras?

La nécora es típica del Atlántico oriental. Esta especie demersal habita desde el nivel infralitoral hasta los 70 metros de profundidad, siendo fácil encontrarlas cerca de las orillas en su época juvenil. En su época adulta prefieren fondos rocosos, de arena con cascajo o fangosos como los fondos de las bateas, por los que sienten predilección. Este animal pasa el día escondido entre las grietas de las rocas o enterrado en la arena, siendo la noche el periodo de máxima actividad, cuando se convierte en un animal voraz y luchador cuya alimentación omnívora se basa principalmente en algas y peces, pudiendo darse episodios de canibalismo en el momento de la muda.

¿Cómo se reproducen las nécoras?

La reproducción se produce una vez se ha alcanzado la madurez sexual, la cual ocurre cuando los ejemplares juveniles tienen la capacidad de producir gametos fértiles, convirtiéndose en ejemplares adultos. Esto ocurre una vez cumplidas una serie de características fisiológicas como son alcanzar la denominada “talla de madurez” y el dimorfismo sexual que diferenciará a los machos de las hembras.

Las nécoras son animales ovíparos y su ciclo reproductivo tiene una frecuencia periódica anual que dependerán de las condiciones ambientales y la duración de la oogénesis, generalmente entre los meses de enero y abril, cuando se encuentran el mayor número de hembras ovadas, existiendo un segundo período de menor intensidad a principios de verano. La cópula tiene lugar después de que la hembra ha mudado, cuando su exoesqueleto todavía está blando. El macho acompañará a la hembra después de la cópula llevándola bajo su vientre para protegerla de los depredadores.

Los ovocitos maduros serán fecundados por los espermatozoides del macho dando lugar a los huevos que saldrán del cuerpo por los orificios genitales, depositándose en los pleópodos situados bajo la “tapa” de su abdomen donde serán incubados hasta el momento de la eclosión. Una nécora hembra puede llegar a producir hasta 200.000 huevos en una sola puesta.

 Una vez se produce la eclosión de los huevos, las larvas pasarán a formar parte del zooplancton marino y serán arrastrados por la acción de las corrientes, alimentándose de plancton hasta ir completando el desarrollo larvario y convertirse en nécora adultas tras varios procesos de mudas que permitirán su crecimiento.

¿Qué es la muda de las nécoras?

La muda se define como el proceso mediante el cual los crustáceos aumentan su tamaño liberándose del exoesqueleto viejo y creando uno nuevo al mismo tiempo.

Este proceso está controlado por unas hormonas que se producen en las glándulas que están situadas en la base de los pedúnculos oculares. Los crustáceos se desprenderán del exoesqueleto viejo mediante la rotura del mismo producida por un aumento de volumen de los tejidos por absorción del agua y una serie de movimientos de estiramiento que romperá el caparazón por unas líneas de rotura que corresponderán a las zonas más finas del mismo.

El caparazón nuevo se formará antes del desprendimiento del antiguo. El nuevo caparazón, todavía blando, irá aumentando su volumen con el aumento de tamaño de los tejidos y se irá endureciendo, una vez desprendido el antiguo, por la incorporación de sales de calcio.

El proceso de muda es una fase muy peligrosa en la vida de las nécoras, ya que en el proceso de endurecimiento del caparazón son muy vulnerables a los ataques de los depredadores. Durante esta fase se esconderán en refugios o se camuflarán en el medio hasta conseguir la dureza característica.

La frecuencia de la muda es variable, dependiendo de las especies, siendo mayor en los estadios larvarios y decreciendo a medida que aumenta la edad.

La época de veda en las nécoras

La veda es el periodo de tiempo en el que está prohibida la caza y la pesca de determinadas especies. La veda se aplica para evitar la depredación de los recursos naturales y permitir la reproducción y la continuidad de las especies.

La veda de la nécora está regulada a través de la Orden del 21 de diciembre de 2020 por la que se aprueba el Plan General de Explotación marisquera para el trienio 2021-2023 con el objetivo de establecer una serie de medidas destinadas a la conservación, gestión y explotación responsable, racional y sostenible de los recursos marinos vivos, teniendo en cuenta aspectos de carácter ambiental, social y económico.

Los planes de gestión son el resultado de continuos estudios sobre la evolución de los recursos y el hábitat, teniendo en cuenta al sector productor marisquero en la elaboración y en la asunción de responsabilidades para obtener una gestión responsable de los recursos.

La época de veda de la nécora, es decir, el periodo durante el cual está prohibido cualquier tipo de extracción de este crustáceo comprende del 6 de enero al 30 de junio, ambos incluidos. Estas fechas estarán en vigor durante el año en curso y el próximo 2023, salvo cambios normativos que serán oportunamente notificados por la Consellería do Mar.

La veda de la nécora estará abierta, es decir, se podrá consumir nécora gallega “dentro de la legalidad” entre el 1 de julio y el 31 de diciembre (años 2022 y 2023), y entre el 1 y el 5 de enero (2023). Los años posteriores estarán regulados por un nuevo Plan de Explotación.

La continuidad de las especies es una tarea que involucra a todos: mariscadores, vendedores y compradores. Si uno de los eslabones de la cadena falla, ésta se rompe y pierde efectividad. ¡Consume responsablemente, compra nécora gallega por cauces legales!

¿Cómo se captura la nécora gallega?

La nécora gallega se captura principalmente con el arte de nasa de nécora y camarón, recibe este nombre porque tienen las mismas características y se emplea indistintamente para la captura de las dos especies.

La captura se produce durante la noche, que es el periodo de actividad de las nécoras, cuando salen a alimentarse en la zona rocosa del litoral, hasta los 50 metros de profundidad, concentrándose en los primeros 20 metros y en la parte externa y media de las Rías y en las zonas de bateas dedicadas al cultivo de mejillón, donde son muy abundantes.

Otro arte de pesca empleado para su captura es el bou de mano y de vara, empleado en horario diurno en la zona media-externa de la Ría.

La captura de la nécora está regulada por el Decreto 15/2011, de 28 de enero, por el que se regulan las artes, aparejos, útiles, equipos y técnicas permitidas para la extracción profesional de los recursos marinos vivos en las aguas de competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia, así como por los planes de explotación vigentes.

Clasificación de las nécoras por tamaños

La talla mínima de captura de la nécora está establecida en los 5’5 cm de largo de su cefalotórax. Esta talla coincide con la talla de madurez sexual, por lo que se garantiza que los ejemplares capturados han tenido descendencia que pueda dar continuidad a la especie.

En la pescadería online Coyomar podrás comprar nécoras gallegas clasificadas por tamaños que van desde la nécora pequeña hasta la nécora grande, en épocas navideñas ponemos a vuestra disposición la “nécora extra” con un tamaño superior. La clasificación de los tamaños está establecida en función del peso de la nécora y su número en un kg, así las nécoras que entrarían en un Kg son:

  • Nécora pequeña: 10-14 nécoras/kg
  • Nécora mediana: 7-9 nécoras/kg
  • Nécora grande: 5-6 nécoras/kg

Los precios de la nécora variarán en función de su tamaño entre los 5 de la nécora pequeña hasta los 11 por unidad de nécora grande. Garantizándote en todo momento que estás adquiriendo auténtica nécora gallega obtenida por cauces legales, como podrás comprobarlo a través de la etiqueta, la cual es la garantía de trazabilidad del producto.

Recetas de nécora gallega

La nécora gallega es un marisco muy versátil, aunque normalmente se consume sola para disfrutar de todas sus características organolépticas, te animamos a incorporarla en distintas recetas donde te sorprenderá el sabor que aporta a los diferentes platos.

 En nuestra web podrás aprender cómo cocer nécora gallega  y disfrutar de todo su sabor, sola o acompañando un delicioso “arroz de nécora”, pero también puedes prepararlas a la plancha o elaborar una “crema de nécoras” o unas deliciosas “croquetas de nécora”, cualquier plato que introduzca este magnífico ingrediente tiene asegurado el éxito.

Comprar nécora gallega

En Coyomar podrás comprar la nécora viva, con la mayor frescura, ya que solo adquirimos los productos el día previo a su envío. Durante el transporte puede producirse la muerte de algún ejemplar, pero te garantizamos que la calidad y la frescura es la mejor del mercado. La etiqueta es la prueba de frescura de nuestros productos, donde podrás comprobar la procedencia y la fecha de captura.

En nuestra página web puedes consultar cómo cocer nécoras gallegas de forma fácil para disfrutar de todo su sabor. Si lo deseas, puedes comprar la nécora gallega cocida en nuestras instalaciones, lista para consumir, o podrás congelarla y consumirla más adelante ya que los embalajes que empleamos son aptos para congelación.

En la pescadería online Coyomar trabajamos para poner en valor los productos del mar gallego ofreciendo a nuestros clientes solo los productos más frescos y de mayor calidad. Las nécoras gallegas que adquieres a través de nuestra web son seleccionados el día de su pedido y enviados en 24 horas, para que puedas disfrutar de los productos más frescos del mercado. Si escoges el pedido aplazado en el tiempo, serán seleccionadas el día previo al envío. No trabajamos con stock de productos, los compramos bajo pedido. ¡Nuestros clientes solo se merecen las mejores nécoras gallegas!

Deja un comentario

Abrir chat