El rey del marisco gallego: el camarón

El camarón es una de las especies de mayor valor comercial de la flota artesanal gallega. El año 2021 terminó con 76997,63 kg de camarones gallegos capturados, con un precio medio en Lonja de 32,37€/kg que llegan a alcanzar los más de 100€ en el mercado debido a la gran demanda y escasez de capturas. Un crustáceo pequeño con un gran precio, pero con una excelente calidad fruto de su sabor y textura.

El camarón gallego es símbolo de calidad, un producto con un sabor delicado y una textura única que mantienen a este crustáceo en el pódium de los mejores mariscos de nuestra tierra. Quienes lo prueban certifican esa calidad, siendo uno de los productos pesqueros más demandados. No te quedes sin probar la excelencia de los mariscos, ¡consume camarón gallego!

¿Qué características tiene el camarón gallego?

El camarón gallego es un crustáceo decápodo que pertenece a la familia Palaemonidae, la más numerosa dentro de los carídeos, infraorden que se conoce comúnmente como camarones, gambas, quisquillas o esquilas. Su nombre científico es Palaemon serratus, del griego Palemón, “dios de los puertos”, y serratus “rostro dentado”.

Este crustáceo de caparazón frágil y cuerpo alargado, comprimido lateralmente, se caracteriza por un cuerpo prácticamente transparente con bandas transversales en tonos marrones y líneas de pequeños puntos oscuros en sus segmentos abdominales. El cuerpo del camarón gallego se divide en tres partes: caparazón, abdomen y telson. El caparazón está formado por la cabeza y el tórax, los cuales están cubiertos por una cubierta lisa que cubre las branquias. En su parte anterior se encuentra el rostro que es largo y aserrado, ligeramente curvado hacia arriba, destacan sus dos ojos globulosos y las antenas, que son largas y flexibles, con función sensorial. Las patas se encuentran en la parte inferior del caparazón, los dos primeros pares terminan en pequeñas pinzas que son más gruesas en el segundo par, los tres pares restantes son cortos y terminan en forma de uña, estando adaptados para la locomoción.

El abdomen está dividido en 6 segmentos y el telson es alargado, formado por dos espinas y numerosas sedas plumosas.

La longitud del camarón gallego oscila entre los 5 y los 8 cm, siendo mayor el tamaño de las hembras que el de los machos. Su tamaño mínimo de captura está en los 5 cm.

El camarón gallego puede confundirse con la quisquilla, un crustáceo de diferente especie pero que pertenece a la misma familia, ésta es de menor tamaño y es típica del sur de España.

¿Dónde viven los camarones y de qué se alimentan?

El camarón es una especie que se distribuye por el Atlántico oriental, podemos encontrarlo desde el mar del Norte hasta las costas de Mauritania, en el Mediterráneo y el Mar Negro. El camarón de las Rías Gallegas es uno de los mariscos más cotizados, llegando a alcanzar un alto precio en el mercado debido a su sabor y calidad, fruto del hábitat en el que se desarrolla, estando consideradas las Rías Gallegas como uno de los depósitos de fitoplancton más importantes del planeta, lo que trae consigo una gran riqueza y diversidad que se aprecia en la calidad de los productos extraídos de nuestras aguas.

El camarón gallego es una especie nectobentónica o demersal, es decir, se encuentra cerca de los fondos marinos arenosos y rocosos cubiertos de algas, praderas de Posidonias y algas costeras hasta unos 10 metros de profundidad, aunque podemos encontrarlos en rangos tan dispares como charcas intermareales o llegar a profundidades de hasta 50 metros. El camarón gallego tiene una distribución batimétrica, siendo las aguas profundas las elegidas por los individuos adultos y las hembras ovadas y las aguas más superficiales por los individuos jóvenes. El camarón soporta bien los cambios de salinidad, por lo que podemos encontrarlo en zonas de marismas o charcas intermareales, siendo la falta de oxígeno un factor clave en su supervivencia.

El camarón gallego es un crustáceo que realiza pequeñas migraciones coincidiendo con las estaciones, siendo el sur el destino escogido en la época estival y desplazándose a menores profundidades en el norte durante el invierno.

Este pequeño animal posee hábitos nocturnos, refugiándose en pequeñas cuevas o entre las rocas durante el día para salir en busca de alimento durante la noche. Su dieta se base principalmente en detritus y pequeños invertebrados como moluscos bivalvos y gasterópodos, así como crustáceos de menor tamaño, llegando incluso a producirse episodios de canibalismo.

¿Cómo se reproducen los camarones?

La reproducción del camarón gallego tiene lugar entre los meses de enero y mayo. El camarón es una especie dioica, existiendo individuos macho y hembra. La hembra de camarón puede llegar a realizar entre 4 y 5 puestas al año, entre 1000 y 2000 huevos que porta bajo su abdomen y que serán fecundados por el macho en el momento de la puesta mediante los órganos copuladores, permaneciendo adheridos a los pleópodos durante todo el proceso embrionario hasta el momento de la eclosión.

El camarón gallego es una especie con un crecimiento muy rápido, una vez eclosionado el huevo dará lugar a un nauplio que formará parte del zooplancton marino, la evolución del mismo a lo largo de los estadios larvarios pasará de nauplio a zoea y a mysis, la siguiente etapa será de postlarva a juvenil, alcanzando la condición de adulto una vez alcanzada la talla de madurez sexual.

Su ciclo de vida es corto, por lo que la densidad poblacional variará en función de las capturas y el número de puestas anuales por hembra, siendo el éxito reproductivo un factor clave que garantizará la siguiente generación.

¿Cómo se captura el camarón gallego?

Las capturas de camarón se realizan a lo largo de todo el año y están reguladas por el Decreto 15/2011, de 28 de enero, que regula las artes, aparejos, útiles, equipos y técnicas permitidas para la extracción profesional de los recursos vivos en aguas de competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia, así como por los planes de explotación vigentes para la especie.

El camarón gallego se captura principalmente con el arte de nasa de nécora y camarón, recibe este nombre porque tienen las mismas características y se emplea indistintamente para la captura de las dos especies. Las características técnicas de las nasas aparecen reflejadas en el citado Decreto, con la única diferencia que, durante el periodo de veda de la nécora, el diámetro de la boca de entrada no puede exceder de los 50 milímetros para evitar las capturas accidentales de nécoras ovadas.

El lance de las nasas será nocturno, desarrollándose desde las dos horas anteriores al ocaso del domingo hasta las dos horas posteriores al orto del viernes. Se podrá autorizar el calado diurno en aquellas zonas donde no haya pulpo gallego, siendo los horarios diurno y nocturno, excluyentes entre sí. Se establece la obligación del levantamiento de las nasas una vez concluido el horario de trabajo.

La captura con la nasa de nécora y camarón podrá emplearse durante todo el año sin limitaciones de zonas, salvo los periodos en los que se decrete la veda temporal de alguna especie o delimitación de zona.

La captura del camarón gallego se lleva a cabo de forma artesanal, bien con nasa de nécora o camarón, trueles o rastro de camarón, en fondos rocosos poco profundos o sobre praderas de algas, lugares escogidos por esta especie para vivir y alimentarse.

Recetas de camarón gallego

El camarón gallego es un crustáceo único, con un sabor y textura característicos que nada tienen que ver con los procedentes de otros orígenes. La calidad y el sabor del camarón gallego radica en su alimentación y su hábitat, siendo las aguas gallegas una de las mejores del mundo en cuanto a diversidad y riqueza de nutrientes, se considera a las Rías Gallegas como uno de los depósitos de fitoplancton más importantes del planeta según la FAO, lo que convierte a nuestras aguas en una de las más fértiles del mundo.

La diferencia no solo se puede apreciar en el precio, siendo el sabor y la textura del camarón gallego las características que definen a este manjar, cualidades que obtiene del medio donde se desarrolla, con una riqueza y diversidad que otorga a los productos de nuestras aguas unas características organolépticas únicas.

El camarón gallego es un producto con una calidad excelente, su textura y su sabor son inigualables, con un sabor delicado y suave que conviene degustar sin enmascarar su sabor. El camarón gallego cocido es un auténtico manjar, degustarlo cocido y experimentar todas sus cualidades organolépticas es algo que todos deberíamos hacer una vez en la vida. En nuestra sección de Recetas podrás aprender cómo cocer camarón gallego para obtener la mejor textura y sabor.

El camarón gallego no solo limita su consumo a elaboraciones sencillas como el cocido, admitiendo más preparaciones como unos camarones a la gallega con su ajo y su crema de leche, unos camarones gallegos salteados con ajo y perejil, cualquier receta se convertirá en éxito con unos buenos camarones gallegos.

Comprar camarón gallego

En Coyomar podrás comprar el camarón vivo , con la mayor frescura, ya que solo adquirimos los productos el día previo a su envío. Durante el transporte puede producirse la muerte de algún ejemplar, pero te garantizamos que la calidad y la frescura son las mejores del mercado. La etiqueta es la prueba de calidad de nuestros productos, donde podrás comprobar la procedencia y la fecha de captura.

En la pescadería online Coyomar podrás comprar camarón gallego, previo encargo, clasificado en tres tamaños: pequeño, mediano y grande. ¿Quieres saber cuánto cuesta el kilo de camarón gallego? El precio del camarón gallego oscila entre los 59€ para el camarón gallego pequeño hasta los 145€, precio del camarón gallego grande, siendo su calidad y origen completamente garantizados, producto procedente de la pesca artesanal, obtenidos las 24 horas anteriores a su envío y procedente de las aguas gallegas, garantizando así su calidad, sabor y textura.

En nuestra página web puedes consultar cómo cocer camarón gallego de forma fácil para disfrutar de todo su sabor. Si lo deseas, puedes adquirir el camarón gallego cocido en nuestras instalaciones, lista para consumir, o podrás congelarlo y consumirlo más adelante ya que los embalajes que empleamos son aptos para congelación.

En la pescadería online de Coyomar trabajamos para poner en valor los productos del mar gallego ofreciendo a nuestros clientes solo los productos más frescos y de mayor calidad. Los camarones gallegos que adquieres a través de nuestra web son seleccionados el día de su pedido y enviados en 24 horas, para que puedas disfrutar de los productos más frescos del mercado. Si escoges el pedido aplazado en el tiempo, serán seleccionadas el día previo al envío. No trabajamos con stock de productos, los compramos bajo pedido. ¡Nuestros clientes solo se merecen los mejores camarones gallegos!

Deja un comentario

Abrir chat