Últimos Erizos Gallegos de la Temporada

Marzo ya ha entrado en su ecuador, anunciando que la primavera está a la vuelta de la esquina. El invierno llega a su fin y con él la temporada del erizo. Si todavía no conoces las exquisiteces de este delicioso manjar debes darte prisa, porque se acaba.

El erizo de mar es un marisco que recuerda al caviar, un regalo de los mares envuelto en un característico envoltorio repleto de púas que forman su caparazón, formado por placas calcáreas fusionadas que sirven de protección a las huevas que tanta fama han dado a este peculiar marisco. ¿Quieres conocer más a fondo a este curioso animal? Sumérgete con nosotros en los fondos marinos, te presentamos al erizo de mar gallego.

Seguramente te habrás preguntado alguna vez a qué grupo pertenecen los erizos de mar, si se engloba dentro de los moluscos o de los crustáceos; pues ni en uno ni en otro. Los erizos de mar pertenecen a la familia de los equinodermos, se trata de unos invertebrados marinos muy característicos, entre los que también se encuentran las estrellas o el pepino de mar. Presentan unas características propias que comparten con el grupo al que pertenecen, así como otras características específicas para cada uno de ellos. Aquí te mostramos las más representativas:

  • El erizo de mar, al igual que sus primas las estrellas y el pepino de mar, poseen un sistema ambulacral, el cual consiste en un sistema de cámaras y conductos que recorren su cuerpo y terminan en unos pies acabados en ventosas que se mueven gracias a los cambios de presión del fluido que hay en su interior. El erizo emplea además sus púas para ayudarse en el desplazamiento y elevar su cuerpo.
  • El erizo y la estrella de mar tienen la boca colocada en posición ventral, mediante la cual adquieren el alimento.
  • La linterna de Aristóteles es una estructura que se encuentra en la boca de los erizos de mar, está compuesta por una estructura de carbonato cálcico con la que van raspando las algas que se encuentran en las rocas y desmenuzando el alimento en pequeños trozos. Esta estructura es empleada por los erizos para excavar refugios en superficies duras o trepar por las mismas.
  • El erizo, al igual que la estrella de mar, tiene una simetría pentámera (cinco partes iguales alrededor de su boca), que en el caso de los erizos está cubierta por numerosas espinas calcáreas móviles.
  • Existen dos tipos de morfología en los erizos marinos: los erizos regulares, como el propio erizo de mar, y los erizos irregulares, son las características conchas de erizos que encontramos para decoración (erizo corazón).
  • Su coloración es variada, predominando los colores morados o verdes.
  • Viven en zonas rocosas, las cuales les sirven de refugio y en las que permanecen durante el día, saliendo de noche para alimentarse de algas y pequeños animales como mejillones, percebes o peces muertos.

El erizo de mar es una especie protegida, aunque fuera de peligro, por lo que sus capturas están sujetas a un estricto Plan de Explotación, minuciosamente diseñado para garantizar la conservación de la especie y una buena gestión del recurso, controlando la sobreexplotación y autorizando su temporada de extracción. Las medidas de seguridad en el proceso de obtención de los erizos deben ser muy estrictas, ya que éstas se realizan normalmente a grandes profundidades, empleando equipos de buceo profesional. El método tradicional de captura de los erizos de mar consiste en despegarlos de las rocas en las que se refugian aprovechando la bajamar.

¿Cuál es la parte comestible del erizo de mar?

La parte comestible del erizo se encuentra en el interior del caparazón, sus gónadas, unas masas alargadas y granuladas que se encuentran distribuidas en forma radial. Su coloración es anaranjada, variando la intensidad del color en función del periodo reproductivo, las tonalidades variarán de color amarillento a otras más rojizas a medida que avanza la maduración gonadal.

La mejor época para consumir los erizos de mar son los meses de febrero a marzo, cuando inician su periodo reproductivo y las gónadas tienen tamaño comercial. Las cuales tienen una textura irregular y una forma alargada, guardando cierto parecido con una lengua, en ellas se alojan los ovocitos que darán lugar a los nuevos erizos. La parte comestible del erizo de mar es muy pequeña en relación al peso de los ejemplares, pero el delicioso sabor de este producto bien merece el gasto.

Abrir un erizo de mar es una tarea que requiere de cuidado y práctica para no pincharse con las púas ni desperdiciar el manjar que posee en su interior. Lo ideal es emplear unas tijeras de cocina con las que se deberá realizar un corte, partiendo de la boca del erizo, alrededor del cuerpo para separar el caparazón en dos partes, prestando especial cuidado de no perder el agua que hay en su interior, la cual posee un sabor muy intenso que podremos emplear para enriquecer salsas o caldos. En la parte superior del caparazón están colocadas cinco gónadas alargadas de color anaranjado que podrás extraer ayudándote de una cuchara o la punta de un cuchillo romo. También puedes intentar abrir el caparazón mediante un golpe seco de cuchillo, prestando especial cuidado de no introducir trozos en el interior.  Si lo deseas puedes utilizar el caparazón como recipiente para degustar las huevas.

Características del erizo de mar

El erizo de mar posee unas características organolépticas y nutricionales excepcionales. Las huevas del erizo deben consumirse en el momento que se abre el caparazón, cuanto más frescas las consumas mejor podrás apreciar su intenso sabor. En boca resultan jugosas, con una textura delicada y cremosa. Su sabor es intenso y dulce, sabor a mar, entre yodado y almizclado. Para captar todos estos matices, te recomendamos degustarla en crudo y así apreciar el tesoro anaranjado que guarda este animal en su interior.

El valor nutricional del erizo de mar se caracteriza por un alto contenido en proteínas de alto valor biológico que aportan aminoácidos esenciales para el ser humano, con 10 gramos de proteínas por cada 100 gramos de carne de sus gónadas. El porcentaje de grasa es bajo, con aproximadamente un 3% de lípidos entre los que se encuentran ácidos grasos poliinsaturados, los famosos Omega-3, tan buenos para nuestra salud cardiovascular. El erizo de mar es rico en vitamina A, el betacaroteno, que mantienen la salud de nuestra piel, es bueno para la vista y favorece la función cognitiva. Además, el aporte en minerales del erizo es de lo más completa, ya que contienen yodo y potasio en grandes cantidades, así como calcio, hierro, zinc y sodio en menor medida. Sin embargo, debemos tener en cuenta la cantidad de colesterol presente en la carne de las gónadas, con 172 mg por cada 100 gr, por lo que se recomienda un consumo moderado en personas con riesgo de sufrir colesterolemia. No debes dejarte intimidar por ello, los beneficios que aporta el erizo de mar a nuestro organismo son mayores.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir pescados y mariscos entre dos y tres veces por semana por ser la mejor manera de aportar valor nutricional a nuestro organismo. Además de ser sabrosos y de fácil preparación, están considerados una estupenda fuente de proteínas y ácidos grasos Omega-3, los cuales son imprescindibles por sus múltiples beneficios en nuestra salud.

El erizo de mar tiene una relación calidad-precio muy buena si tenemos en cuenta las características que hemos detallado hasta el momento: su extracción del fondo marino y los beneficios que nos aporta, tanto sensoriales como nutricionales. En la pescadería online COYOMAR podrás adquirir erizos de mar procedentes de las aguas gallegas con todas las garantías de origen, calidad y seguridad alimentaria. Marisco gallego, garantía de sabor y calidad innata en los productos de mar de Galicia.

El erizo de mar en la cocina: Usos y recetas

Como ya hemos dicho, el erizo de mar es un alimento muy apreciado en la cocina. Considerado con un manjar, su “caviar” se puede comer directamente crudo para apreciar toda la intensidad de su sabor, pero también puede enriquecer múltiples platos con su potente aroma. Si por el contrario prefieres cocinar el erizo de mar, te recomendamos probar unos erizos gratinados en su propia concha o un sencillo, que no menos sabroso, revuelto de erizos con espárragos o espinacas. Hará las delicias de cualquier salsa donde lo incorpores, pudiendo introducir el agua del interior de su caparazón para potenciar el sabor. Anímate a cocinar una merluza gallega con salsa de erizos o una pasta con gambas, algas y erizos gallegos, te garantizamos que su sabor te dejará con ganas de que comience la nueva temporada.

¡Anímate a probarlos antes de que se terminen por este año!

Deja un comentario

Abrir chat